¿Qué es acompañar?

El acompañamiento es una asistencia personal y delicada, que engloba un cuidado especial de cada criatura y de su conjunto y facilita momentos de autonomía, desarrollo personal, acompañamos el llanto... Para ello, seguimos una serie de líneas generales:


  • Establecer límites adecuados para sus procesos de aprendizaje y atención a su etapa de desarrollo, proporcionando, en todo momento, un lugar seguro donde se respete el juego de cada criatura y su espacio personal. 
  • Respetar y fomentar hábitos de autonomía.
  • Atender a las necesidades e inquietudes que a cada criatura le puedan surgir, preparando el espacio y los materiales adecuados para facilitarlo.
  • Comunicarnos de manera respetuosa, mediante la escucha activa y la comunicación no violenta.
  • No dirigir juegos ni actividades. Son los niños y niñas quienes, de manera autónoma, descubren, utilizan y juegan con los diferentes materiales.
  • Dar importancia al proceso de juego, no como un medio para aprender, sino como una herramienta de vida.