Las Criaturas

En el espacio de El Ovillo acogemos a niños y niñas de doce meses a tres años.
Las criaturas son el sentir principal del espacio, su motor y su guía. Pueden elegir y disfrutar en cada momento del área que ellos deseen, asistidos continuamente por una figura de referencia.

Para crear un espacio tan especial, que permita que el movimiento libre fluya y la asistencia personal a las criaturas que estén allí sea continua, respetuosa y amorosa, contamos con doce únicas plazas por día, que están asistidas en todo momento por una acompañante de referencia.

En función del número de niños y niñas en el Espacio habrá una acompañante o dos siempre velando por el bienestar y seguridad de las criaturas.

Los principios sobre los que se asienta nuestro proyecto son:
  • Respetar a las criaturas y a las familias, sus necesidades, intereses y procesos de desarrollo. 
  • Acompañar desde el amor y el respeto, ofreciendo un espacio de confianza y seguridad donde puedan seguir sus procesos de autonomía personal de una manera conciliadora y emocionalmente sana para su ser (proceso de adaptación en el espacio, hábitos y rutinas de alimentación, control de esfínteres...). 
  • Ofrecer un espacio vivo y flexible que se adapte continuamente a las necesidades vivenciales y educativas de las criaturas. 
  • Acompañar a las familias a través de formación y atención personalizada.