El Ovillo


El Ovillo
nace de la necesidad de ofrecer a las familias un espacio libre de juego que respete el ritmo de cada ser, y que mime el desarrollo único y personal de cada una de las criaturas que acudan al proyecto.

El proyecto engloba un acompañamiento tanto a las criaturas que acudan al espacio como a sus familias, ya que ofrece formación y apoyo en las dudas, incertidumbres o inquietudes que puedan surgir sobre la crianza de sus hijos e hijas, y respeta en cada momento las decisiones tomadas por cada familia.



Los principios sobre los que se asienta nuestro proyecto son:

  • Respetar a las criaturas y a las familias, sus necesidades, intereses y procesos de desarrollo.
  • Ofrecer un espacio vivo y flexible que se adapte continuamente a las necesidades vivenciales y educativas de las criaturas.
  • Acompañar desde el amor y el respeto, ofreciendo un espacio de confianza y seguridad donde puedan seguir sus procesos de autonomía personal de una manera conciliadora y emocionalmente sana para su ser (proceso de adaptación en el espacio, hábitos y rutinas de alimentación, control de esfínteres...)
  • Nos inspira:
    • La teoría del movimiento libre de Emmi Pikler. 
    • La educación creadora. 
    • La escucha Activa y la psicología Humanista. 
    • La Disciplina Positiva.